.

SALIDA DE EGIPTO

La tierra prometida representaba la promesa de Dios para el pueblo de Israel que había estado largo tiempo en cautiverio. Egipto era un estado sumamente organizado por lo que debían sacarles el mejor provecho a sus esclavos y mantener el orden con fuertes represalias sanguinarias. Con Moisés (Dios lo hace responsable de la salida) al comando esta multitud obtendría su libertad y se encaminaría hacia la tierra que fluía leche y miel, frase tradicional para destacar la fecundidad de este lugar.

Éxodo (3:8)..y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.

ALTIBAJIOS DE MOISES EN EL DESIERTO

Antes de llegar al objetivo Moisés tuvo muchos altibajos por que tuvo que enfrentarse a diversos problemas tales como: quejas de las condiciones del viaje, nostalgia del pueblo en sus días pasados, los celos de María y Aarón por la posición de Moisés, la acumulación codiciosa de las codornices y la peor de todas, la murmuración. Además ofrecieron sacrificios y danzas a ídolos, orgias, borracheras, prácticas inmorales, fiestas degeneradas.

Hoy día el hombre anda en las mismas tendencias que los israelitas echando a Dios para un lado y creyendo en sus propias políticas de vida. Su actitud se evapora en un exceso de confianza pretendiendo ser personas especiales.

Me imagino a Moisés bregando con estas personas que no querían entender el propósito de Dios para sus vidas creyendo que la promesa era un cuento de camino. Esto trajo como consecuencia el no entrar a la tierra prometida. Para Moisés era reto porque ya comenzaba a sentir el fragor del viaje por descompostura espiritual de los israelitas.

En una ocasión hasta lo amenazaron con apedrearlo y regresarse a Egipto. Personalmente creo que tenían miedo de afrontar lo que le esperaba más adelante. Hay cristianos que desertan de las filas sencillamente porque le cogen miedo al bulto como dicen por ahí. Sabes que, es claro que los confían genuinamente en el Señor ingresaran a su tierra prometida, pero quienes lo rechazan serán excluidos de Su gloria. Es importante que continuemos la lucha aunque veamos que la obra es larga, difícil y sacrificada.

El hombre no quiere vencer sus temores por no sacrificar su comodidad, quieren las cosas fáciles (los panes y los peces) sin pasar trabajo. Dios socorre al hombre que por El se enfrenta a la muchedumbre. Debido a la falta de fe y a la incredulidad el viaje que duraría 11 días se convirtió en 40 largos años de peregrinación por el áspero desierto. No entiendo la duda de los israelitas si Dios ya le había demostrado su poder y suficiencia con grandes prodigios en el desierto.

MILAGROS EN EL DESIERTO

Que más querían ver los israelitas para mantener la fe y permanecer enfocados en el propósito de Dios. Su autoestima parecía un péndulo de lado a lado esquivando muchas veces su responsabilidad como hijos de Dios que fueron rescatados de la esclavitud. Muchos no entienden que nuestro Padre quiere rescatarlo y sacarlos de esa vida de pecado y hacen caso omiso de Su palabra contenidos en sus propias fuerzas.

Por ejemplo, columna de nube y de fuego (Éxodo 13:17-22), el milagro del Mar Rojo (Éxodo 14), el Mana (Éxodo 16:1-36), agua en la roca (Éxodo 17:1-7). Todos estos eventos sobrenaturales alimentaban la fe de los israelitas, no obstante, retornaban a su antigua conducta de exigencias a Moisés basadas en la murmuración.

Dios no da el aliento que necesitamos, resucito a Jesucristo de entre los muertos, con lo que demostró que este no era esclavo de la destrucción que causan el pecado y la muerte (1 Corintios 15:1-6), este milagro debe darnos a todos fe en las promesas de dios y esperanza en las Buenas Nuevas.

ESTADO DE ANIMO DE LOS ISRAELITAS

El endurecimiento del corazón o del espíritu es un acto de juicio divino. Dios no nos da algo sin nuestro esfuerzo, los hombres deben superase cuando se le presenta la ocasión. Nuestro Padre perdona, pero esto no impide que los hombres deban pagar el precio por sus acciones. Esto ocurre porque le dan más crédito a sus propias ideas, imaginaciones, informes ajenos echando la revelación a un lado. La obediencia a Dios no siempre es cómoda, pero siempre es provechosa.

El pueblo se rebeló contra Dios huyendo de la responsabilidad de entregar sus vidas y voluntades y seguirlo. Fue trágico el resultado de su irresponsabilidad, toda una generación, excepto Josué y Caleb murieron en el desierto. Los israelitas dieron marcha a sus temores, Dios insiste que en que debemos desechar los temores y confiar en El. Si aprendemos a quitar de nuestra vista de las circunstancias y las ponemos en dios y su poder nuestro desabrigo y los temores pronto desaparecerán.

LOS DOCE ESPIAS

Números 13:1-3

13 Entonces el SEÑOR habló a Moisés: 2 “Tú mismo envía hombres a fin de que reconozcan la tierra de Canaán, que voy a dar a los Israelitas. Enviarás un hombre de cada una de las tribus de sus padres, cada uno de ellos jefe entre ellos.” 3 Y Moisés los envió desde el desierto de Parán, al mandato del SEÑOR; todos aquellos hombres eran jefes de los Israelitas.


Hay un dato interesante que nos dice que los espías fueron enviados a determinar si el pueblo debía o no entrar a la tierra prometida, sino más bien era la forma en que debía poseerla. Moisés no envió a cualquiera sino que los exploradores eran representante de las doce tribus, en otras palabras representaban al pueblo de Israel.

Llego el momento y partieron los exploradores, al volver los doce diez de ellos trajeron un informe divergente (negativo) alegando que la conquista era un error e imposible. Estos describieron a los gigantes exageradamente y abogaban que era mejor buscar otra solución o seguir otro camino. Informaron que las ciudades y aldeas estaban fortificadas y defendidas como mencione antes por gigantes terribles.

Pero Caleb y Josué discreparon de la mayoría, Caleb por su parte reconoció que Canaan estaba bien fortificada pero que la tarea de conquistarla era formidable. Ningún enemigo es más poderoso que nuestro Dios porque cuando estamos en los tiempos difíciles podaremos vencer todos los obstáculos y las dificultades. Solo debemos ponernos en las manos de Dios y el nos socorrerá para alcanzar la victoria.

Caleb confió en Dios y lo obedeció, el resultado positivo de su fe fue la entrada en la tierra prometida, aunque tuvo que esperar cuarenta años. Todos los demás adultos, excepto Josué murieron durante la peregrinación por el desierto. Cuando buscamos recuperación en nuestras fuerzas deambularemos por el desierto y jamás disfrutaremos de la plenitud de Dios desea para nosotros.

La exploración de Canaaan nos deja ver que no hay imposibilidades para Dios y que cuando El envía respalda y de que manera. Cuando Dios nos da promesas especiales no dudes de la victoria y del éxito en las futuras luchas que acaecen en nuestro diario vivir. Sin embargo, hay un detalle muy interesante sobre Canaan, Dios le había dado ya a Abraham todas las seguridades posibles de que había de poner a su descendencia en posesión de aquella tierra. Génesis 15:18 18 En aquel día el SEÑOR hizo un pacto con Abram, diciendo: “A tu descendencia[a] he dado esta tierra, Desde el río de Egipto hasta el río grande, el Río Eufrates.

DIOS TE BENDIGA ..AMEN

Vistas: 53

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos





Cumpleaños

Cumpleaños hoy

© 2019   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio