Imagína una cisterna llena de agua, mediante se usa esa agua la misma va bajando dejando un sucio en las orillas (limo) que vamos limpiando, pero nunca acudimos a limpiar el fondo donde se acumula una mugre negra. Nuestra vida cristiana se asemeja a una cisterna, muchas veces no declaramos ante Dios muchos pecados que tenemos ocultos (estos representan esa mugre negra), solamente declaramos lo que nos conviene.

Si el pueblo de Dios tuviera pecados ocultos que que aparecieran ante ellos cuando los torturen el temor y la angustia, serian abrumados, la desesperación anularía su fe y no podrán tener confianza en Dios para pedirle liberación. Cuando ocultas esos pecados no declarados estos permitirán que no aparezca en los libros del cielo inconfesos y sin perdón siendo vencido entonces por Satanas.

Haz un alto en tu vida y has un inventario buscando esos pecados ocultos que están ensuciando el fondo de tu cisterna. Sencillo, has una lista de ellos y en tu intimidad con Dios llévalos ante El y estos serán borrados por la sangre expiatoria de Cristo y no los podrás recordar AMEN

Vistas: 45

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos





Cumpleaños

© 2021   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio