Pero es muy importante dejar de auto justificarnos. El primer paso para recibir ese cambio en nuestras vidas es reconocer nuestra necesidad y aceptar que no tenemos todas las respuestas. En Mateo 9:13 Jesús nos dice “Misericordia quiero, y no sacrificio.” Dios no está interesado en la penitencia ni en el castigo, El desea un corazón obediente a Su Palabra, que seamos honestos aun en el momento en donde le decimos…Señor ya no puedo más con esta atadura, mi voluntad no ha sido suficiente para librarme de ella, pero Tu si puedes librarme, así que en este momento me dejo caer en tus brazos para que limpies mi cuerpo, mi mente y hagas de mi un vaso nuevo. Camina humildemente hacia El. El restaurará tu vida, tu familia, tus hijos y sobre todo te amará como nadie te ha amado nunca.

Que Dios Te Siga Bendiciendo

Vistas: 55

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos

Comentario de JOSE ROMAN ESCOBEDO MALDONADO el noviembre 11, 2010 a las 4:01pm
GLORIA AL SEÑOR POR TU VIDA HERMANA
ES DE MUCHA BENDICION ESTE TEMA QUE
NOS COMPARTES
GRACIAS.




Cumpleaños

© 2020   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio