A pesar de su talento durante su primer ano en las mayores el gran pelotero Mickey Mantle se esforzaba por batear pero todo le estaba saliendo mal. Los Yankees decidieron enviarlo a la Triple A para que el muchacho se encontrara así mismo y comenzara a producir ofensivamente. La presión comenzaba a arroparlo y en una noche de frustración llamo a su casa y le dijo a su padre que estaba a p[unto de renunciar al béisbol.

Su padre tomo su carro y condujo por varias horas para ver que le sucedía a su hijo. Mientras guiaba vinieron a los pensamientos pasados de su vida, una vida que no había sido fácil. Recordaba como se abrió paso entre los periodos económicos más devastadores de la historia de los Estados Unidos. Trabajo en una mina toda su vida siempre con la esperanza de conseguir un contrato para jugar béisbol profesional, el cual nunca llego.

Ahora con un cáncer que estaba por liquidarlo cifraba las esperanzas en su hijo Mickey. Cuando Mickey abrió la puerta de la habitación del hotel, pensando que su padre había venido a alentarlo, el señor Mantle entro y busco la maleta comenzando a meter todas las cosas de su hijo. Que haces, le pregunto Mantle hijo a su padre, este le contesto, nos vamos a casa, y por que, su padre se volvió hacia el con lagrimas en los ojos y le dijo: “ Yo creía que había hecho un hombre de ti, pero no eres mas que un cobarde”.

Mantle hijo declaro posteriormente que ese momento que vivió con su padre cambio su vida para siempre. En pocos segundos se dio cuenta de que si no le hacia frente a sus problemas, estaría renunciando a un sueno que tenia el poder de bendecir a aquellos que amaba. Ya ustedes saben la historia de Mickey Mantle y su gran fama con los Yankees de Nueva York.

Cuando nos sentimos que nos derrumbamos, es una señal segura de que graves problemas aquejan nuestro corazón, problemas que requieren solución. Las presiones y las adversidades constituyen una parte importante de la vida, pero podemos tener la confianza de que una vida con significado todavía espera a quienes obedecen. Cuando nos concentramos en la voluntad de Dios en medio de nuestros pesares siempre habrá una brecha esperándonos para continuar.

El padre de Mantle fue la brecha que Dios uso para que su hijo entrara en razón y no descontinuara su sueno de ser una estrella en las mayores. Algunas veces tenemos que abrir los oídos para escuchar algunas verdades que nos zarandearan para que entremos en razón y sigamos adelante.

ED VAZZ

Vistas: 28

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos





Cumpleaños

© 2020   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio