Hermanos, un saludo. Este es la primera de varias reflexiones que escribi hace tiempo por inspiracion del Espiritu Santo despues de haber pasado tiempos dificiles y haber sentido un llamamiento de nuestro Dios. Espero les sea de gran bendicion.

 

CELULAR

 

Un miércoles llegue muy temprano a la Iglesia para el culto de oración, porque termine mi examen rápido. Llegue y me encontré con Juan e Isai, y mas tarde llego Luis Limón. Isai nos llevo a mí y a Luis al santuario para que viéramos como había ayudado a cambiar los focos, cosa que no es sencilla estando a 10 metros de altura.

 

Pero note en el corto trayecto que se habían pegado varios carteles de papel tanto arriba como abajo, en las entradas, antes de subir por las escaleras y dentro y fuera del santuario. Los carteles eran una “exhortación” a apagar los celulares antes de entrar en el santuario. No me gusto donde habían pegado los papeles, porque no era un área apta para avisos, aunque ciertamente eran necesarios y debían estar a la vista de la mayoría, así que no le preste más importancia. Lo que si me pareció exagerado fue la cantidad de papeles pegados que, entonces, parecía innecesaria.

 

Minutos mas tarde me tragaría mis palabras cuando durante una oración, sonó un celular. La ironía del asunto me pareció graciosa, pero guarde la compostura para guardar la reverencia en el momento de oración. Posteriormente, el domingo, sucedió de nuevo, esta vez fueron a lo menos dos celulares diferentes los que sonaron durante el culto. Quizás los hermanos no vieron los carteles, o no prestaron atención a ellos o quizás solo los ignoraron.

 

Hablando de nuestra vida Espiritual, ¿Cuantos carteles hemos ignorado a lo largo de nuestra vida? ¿Cuántas veces y de cuantas formas no nos ha hablado el Señor?

 

El llamado que se hacia con los carteles era sencillo, una pequeña petición de reverencia en el Santuario. ¿Que pasara cuando el Señor nos pida entregar todo nuestro tiempo o nos llame a algún ministerio? ¿Podremos cumplir?

 

Hay que estar atentos, y preparados sobre todo, para cuando el Señor nos llame a hacer algo o a no hacerlo. No podemos, o mas bien, no debemos seguir evitando o en el peor de los casos ignorando al Señor. Como hijos de Dios, el Espíritu Santo nos advierte que lo que hacemos o pensamos hacer no es apto para alguien que es llamado a ser santo (1ª. Pedro 1:15-16), y si no es así, pues…….

 

Démonos un tiempo para gozarnos con El, disfrutar la palabra y conocer lo que busca que hagamos, en agradecimiento por lo que El ha hecho con nosotros.

 

“Por cuanto llame, y no quisisteis oír….Sino que desechasteis todo consejo mío y mi reprensión no quisisteis.” Proverbios 1:24

 

 

 

 

Cesar A. García Rodríguez

Primera Iglesia Bautista de Monterrey

:)

Vistas: 790

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos

Comentario de Anna Anishadai el enero 17, 2011 a las 8:23am

Hermosa Reflecion hermano, mientras leia pensaba cuantos  crteles y papeles hay en cada vida

en nuestro corazon ,ojos ,oido,lengua.y sobre todo en la mente  Dios kite todo lo que impide ver escuchar , para poder cumplir con el propocito de Dios en cada vida . bendiciones

 





Cumpleaños

Cumpleaños hoy

© 2019   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio