Si Dios deja atrás los malos momentos, Dios es feliz, nosotros podríamos hacerlo un poco más feliz, usted es feliz en su familia pero si sus hijos se portan mejor usted sería un poco más feliz. En lu…

Si Dios deja atrás los malos momentos, Dios es feliz, nosotros podríamos hacerlo un poco más feliz, usted es feliz en su familia pero si sus hijos se portan mejor usted sería un poco más feliz. En lugar de darle malos momentos al Señor démosle buenos momentos porque esos son los que él recuerda. En Malaquías dice que hay un libro de memoria de Dios donde están escritos todos los logros que has tenido, ese es el libro que el Señor revisa, él revisa los buenos momentos que ha pasado con nosotros.

Filipenses 3:12-14 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Debes alcanzar aquello para lo que fuiste alcanzado. Si lo aplicamos a la vida cotidiana, usted debe terminar el trabajo para el cual lo contrataron en su empresa, yo tengo claro mi llamado, mi llamado es ganar este país y los que pueda para Jesucristo, teniendo claro eso debo de moverme, debo discipular, enviar, debo poner en los medios la palabra porque teniendo claro para qué me llamaron tengo claro lo que tengo que hacer. Pablo dice me voy a esforzar para alcanzar aquello para lo cual fui alcanzado.

Este es un buen año para ordenarnos, si quiere que este sea un buen año debe olvidar lo malo que ha pasado.

Hay tres frases que aplico a mi vida que han colaborado a que sea feliz:

- “Cero complicaciones” - no complique las cosas.

- “Ya pasó”

- “Hay mejores cosas de que hablar” - Converse cosas buenas

Salmo 103: 1-5 Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias; El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila.
Dios perdona, sana, rescata, corona, sacia, está hablando en tiempo presente, no en pasado, el tiempo en el que estas palabras están conjugadas es “estado actual de acción, algo que se está haciendo constantemente”. El no es el que te perdonó, es el que te sigue perdonando; no es el que te sanó, es el que te sigue sanando; no es el que te rescató es el que te sigue rescatando, el que te sigue bendiciendo.

La palabra rejuvenecer quiere decir renovar o reparar, el águila se repara cuando se arranca las plumas, cuando se rompe el pico contra la roca porque sabe que si no lo hace puede morir, sangra, pero lo logra, se rejuvenece, por eso José dijo: “Mi segundo hijo se llama Efraín porque Dios me ha hecho fructificar en medio de mi aflicción”.

Usted puede ver las aflicciones como algo dañino o como algo de donde se puede resurgir, novar, rejuvenecer.

Salmo 103:2 Bendice, alma mía, a Jehová, no olvides ninguno de sus beneficios.

Hay dos formas de aplicar el verbo “olvidar” una tiene que ver con el pasado “Olvídate de todo el trabajo y sufrimiento de tu pasado” pero nosotros no podemos movernos hacia adelante si nos olvidamos de otras cosas.

En este versículo dice que no te olvides sus beneficios, normalmente los beneficios acompañan a algo más, si compras un celular obtendrás los beneficios que la compañía te ofrece, “Bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios” no puede tener los beneficios de un celular sin comprar el celular, usted no puede tener los beneficios de Jehová sin tenerlo a El, pero todos los que lo tenemos no olvidemos de sus beneficios, junto con él viene un paquete completo, si me voy a mover este año hacia adelante voy a olvidar los malos momentos pero me voy a recordar de lo que tengo, tengo un Dios, tengo un Señor que junto con su vida me dio sus beneficios.

Cada día que camines camínalo en la certeza y en la fe de que tienes beneficios que recordarte, debes levantarte cada día y decir “Alma mía no te olvides que él es el que hoy te sana, el que hoy te corona, el que hoy te rescata”. Por qué ver lo que perdiste si tienes beneficios para HOY. No le reste poder a lo que Dios tiene, úselo, alégrese y gócese en el día que Dios hizo para usted.

Vistas: 73

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos

Comentario de iraima rojas el mayo 22, 2009 a las 8:06am
Dios te bendiga yami.felicitaciones eres una joven usada por Dios sigue bendiciendo a muchas personas que necesitan palabras de aliento,fortaleza,de mi parte te envio una lluvia de bendiciones para toda tu familia.besos




Cumpleaños

© 2021   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio