Saben, esa vez casi fue el final de todo para aquella familia…


A lo largo de muchos años había tenido que aguantar los problemas, soportar los gritos, esconderse, salir huyendo, tragarse sus palabras y más; porque cuando las cosas se ponían difíciles en su casa, le tocaba ser la blanda respuesta que quita la ira, y aunque sabía que obraba bien con esa actitud, en muchas ocasiones sentía que lo tomaban por débil y tonto, porque lastimosamente, no valoramos lo que tenemos, si no hasta que lo perdemos.


En ocasiones escuchó palabras retándolo, diciéndole: a ver pues pégame, o grítame, pero no te quedes callado.  Pero el simplemente se daba la vuelta, se quedaba callado, y se tragaba su amargura; dañando de esta forma su corazón.


Sin embargo, como dice el refrán: Tanto va el cántaro al agua, que al fin se rompe;  que llego un momento en el que se canso de salir huyendo, se dio la media vuelta, y se dijo así mismo: no, hoy no voy a salir huyendo otra vez como un cobarde, esta vez voy a poner mis limites; y de pronto, su ira lo tomo, su voz y su rostro se transformaron, se convirtió por un momento en otra persona, dejo de ser el, a la imagen y semejanza de Dios, dejo de ser manso y humilde de corazón como dice la Biblia, para convertirse en lo que tanto había odiado, y en lo que tanto daño y rencor le había provocado, durante todos esos años. 


Porque aunque nadie nunca lo vio llorar, aunque nadie nunca supo lo que llevo dentro, muchas veces sus lágrimas rodaron sobre sus pómulos, cayendo sobre el papel que estaba frente a sus ojos, diluyendo la tinta de lo que escribía, por que de esa forma desahogaba su tristeza y amargura, comunicándose con Dios escribiendo.  ¿Pero por que escribiéndole a Dios?, muchos hablan de que sus vidas han sido duras y difíciles,  pero por lo menos han tenido un hombro amigo para desahogar sus penas, pero el se había encontrado solo; porque aunque oportunidades no le habían faltado de abrir su corazón con alguna amiga, el no había querido cometer el mismo error que cometió una de sus amigas, que al desahogar sus penas con otro amigo, termino involucrándose con el sentimentalmente, traicionando e hiriendo así a su novio, y el no quería correr el riesgo de que le sucediera lo mismo, y terminar traicionando a su esposa.


A pesar de todo, Dios había sido su ayuda; y si había llegado hasta donde estaba, era solo por su poder y amor, aunque no podía negar, que en muchas ocasiones, hasta había deseado la muerte, y había deseado quitarse el mismo la vida, porque los pleitos conyugales eran muy difíciles en su casa.


Fue difícil, si que lo fue.  Habían habido, momentos en los que las cosas se habían puesto tan difíciles, que pensaba que lo mejor era irse de su casa, y terminar su matrimonio con un divorcio, pero se cumplía aquel dicho que dice: mal con su compañía, pero peor sin ella; y por eso seguía adelante, aunque no podía negar que habían habido momentos en los que creía que peor, no pudo haber sido.


Pero, ¿Por qué peor sin ella?, hay un pasaje de la Biblia que dice: que el vínculo perfecto es el amor, y definitivamente ese hombre la amaba, de lo contrario no hubiera sobrellevado tanto.


Y claro, ella también había tenido que sobrellevar mucho, ya que constantemente se quejaba, y manifestaba muchas cosas en su contra.  Aunque a veces el pensaba que todas sus quejas, eran una forma de justificar sus acciones, para equilibrar de alguna forma la balanza, era como decir: es cierto, te he hecho daño, pero mírate, tu a mi también me has hecho mucho daño, así que te lo mereces.


Y esas palabras, te lo mereces, eran muy especiales para ellos, por que de esa forma ella justificaba su proceder cuando se enojaba. 


Pero ahora el había dejado de ser la victima para ser el victimario.  La persona que tanto daño le había hecho, y a la cual amaba, ahora había recibido una pequeña muestra de su propio chocolate, como dice el dicho, y ahora si, no le había gustado.  Ahora sus palabras de “Te lo mereces”, ya no sonaban tan bonitas para ella, porque nada justificaba que el airado la hubiera empujado fuertemente contra una puerta, luego que ella se había burlado y reído de el en su cara y luego se había dado media vuelta.


Ella lo había provocado, pero tristemente tenemos que decir que las personas terminan muchas veces convirtiéndose en lo que tanto han odiado, o en lo que tanto daño les ha hecho.  Por ejemplo ella, se quejaba antes con el, de cómo había recibido de personas queridas un trato tan duro, que le había hecho tanto daño, sin embargo ella repitió la misma historia con su nueva familia.  Y ese día, el, que se quejo tanto durante mucho tiempo, había terminado haciendo por un momento lo mismo, hiriendo así el corazón de ella.  Porque lo que más le había sorprendido, es que nunca espero una reacción así de parte de el, aun cuando ella así actuaba la mayoría de veces.


Perdóname, eran sus palabras, tienes que aprender a perdonar, insistía ella, cuando ella era la agresora; pero ahora que le tocaba perdonar a ella, le estaba costando mucho. 


Muchas veces abrimos nuestra boca sin saber realmente lo que decimos, porque muchas veces, no podemos entender las cosas realmente, sino hasta que las hemos vivido nosotros mismos.  Qué fácil es decir: Perdóname, pero cuando nos toca perdonar a nosotros, entonces si que lo vemos difícil.


Y así como este caso, hay muchos en las vidas de las familias, seguramente no todos comparten sus experiencias, como lo hacía este hombre, y en la mayoría de los casos no es el hombre el agredido si no la mujer, pero los casos existen y están por doquier a la orden del día.  Es más, creo que esto no es nada, comparado a lo que sucede en la vida diaria de muchas familias, donde muchas veces la mujer termina en el hospital por la brutal golpiza, recibida por parte de su cónyuge.


Pero ¿Que es lo que provoca las peleas?, en Proverbios 10:12 leemos que el odio provoca peleas, pero el amor cubre multitud de faltas.


En el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, nosotros encontramos que odio es: Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea.  Aversión y antipatía nos hablan de rechazo y repugnancia, rechazo nos habla de resistir a otro, obligándolo a retroceder; y repugnancia nos habla de incompatibilidad entre dos atributos o cualidades de una misma cosa.  Por ultimo, la incompatibilidad nos habla de oposición o contradicción entre dos cosas, y es aquí donde encontramos el origen de muchos de los pleitos y problemas conyugales, que no hay compatibilidad o afinidad entre las partes.


El mundo actual vende una idea de las relaciones interpersonales entre sexos opuestos, donde lo más importante es la apariencia exterior o sea  lo físico, sin tomar mucho en cuenta los gustos, el carácter, las cualidades, los deseos o las metas de la otra persona con la cual se esta formando una pareja.


Si analizamos por un momento el termino pareja, vemos que se refiere a algo que esta parejo, que según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es algo igual o semejante.


La Biblia nos dice en Amos 3:3: ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?, pero desafortunadamente, las personas se unen en yugo desigual, aun siendo cristianos, porque yugo desigual no es solamente el que uno sea nacido de nuevo y el otro no, sino que yugo desigual, es cuado uno tiene que sobrellevar más peso que el otro, y esto a la larga termina cansándolo y arruinando la relación.


No tenemos que confundir pues el odio con el rencor, porque el rencor se da cuando a alguien le han hecho un daño, y eso provoca un rencor, es un sentimiento arraigado una acción y efecto de resentirse, como dice el diccionario.  Pero el odio, no lo provoca lo que te han hecho, por eso es que hay personas que aman aun a quienes les han hecho daño.


¿Qué provoca entonces el odio?, el odio como vimos es una antipatía o aversión hacia alguien o algo, no depende de lo que me haya hecho, sino de la incompatibilidad que posea con lo que yo pienso, creo, o actuó.  Por que nos caen mal muchas veces los partidarios de un equipo deportivo que es oponente de nuestro equipo favorito, simple y sencillamente porque no estamos siendo compatibles en lo que apoyamos.


La incompatibilidad entonces se puede dar en muchas formas dentro de una relación, si una persona por ejemplo, ha sido criada de una forma militarizada extremadamente rígida, va a ver con odio, o mejor llamémosle con aversión la forma en que la otra persona esta acostumbrada a ser tratada, si esta ha recibido un mejor trato en su vida.


A esta aversión, debemos luego sumarle la envidia, ya que una persona por más que quiera, a no ser que su alma haya sido muy bien enseñada y trabajada por Dios, va a ver con celos y envidia, el bienestar económico de su pareja o la de su familia, si ve que la suya pasa por periodos de escasez económica, yugo desigual en lo económico.  Por eso esos cuentos de Hadas que nos han vendido en libros y películas, donde el príncipe rico y apuesto se casa con la pobre cenicienta, en la vida real no termina siendo un final feliz, sino el inicio de un infierno en el matrimonio.


Por eso es que también muchas veces vemos que cuando al esposo le va bien en el trabajo, le va mal en su casa, porque los dos cónyuges no están creciendo al mismo ritmo, y porque la otra persona en lugar de ver que el éxito de su cónyuge le beneficiara también a el o a ella, lo ve como amenaza de que ahora pueda conseguirse una pareja mejor, sobre todo porque ve que las cosas entre ellos no han sido color de rosas, y al final lo que termina sucediendo, es que muchas mujeres destruyen sus hogares con sus actitudes, cumpliéndose el proverbio que dice, que la mujer sabia, edifica su casa, más la necia, con sus manos la destruye.


El primer paso entonces para resolver los problemas es evitarlos, así que para todos los que aun son solteros, mi mejor consejo es que traten de ver los aspectos internos de la persona que les interesa y no dejarse llevar solamente por el físico, deben ver si tienen cosas en común, donde uno pueda ser apoyo del otro para alcanzar lo que quieren, y no que suceda como en aquel ejemplo donde pidieron a dos personas mover de lugar una mesa, y como cada uno jalo para su lado, la mesa termino quedando en el mismo lugar porque no se ponían de acuerdo.


Empresarialmente a esto se le llama, tener una misma visión, y solo quienes trabajan juntos en una misma visión alcanzan sus objetivos.  Es increíble el poder que pueden tener dos personas que se ponen de acuerdo en algo.  Dice la Biblia que si dos se pusieren de acuerdo en algo aquí en la tierra, será hecho en los cielos, dice también que son mejor dos que uno, porque si uno cae, el otro lo levanta, y dice también que uno hará huir a mil de sus enemigos, pero dos harán huir a diez mil de ellos.


Es por eso que vemos que el diablo, esta muy interesado en que haya división dentro de las familias, porque conoce el potencial que tienen los esposos estando juntos, en unidad, como lo estuvieron los primeros cristianos en el día de Pentecostés cuando fue derramado el Espíritu Santo sobre ellos.


Pero ahora viene otra pregunta también muy importante, y es, ¿Que hago si ya estoy casado?, porque la Biblia rechaza los divorcios solo porque las cosas no fueron como nosotros queríamos.  Si tu te casaste, hiciste un pacto y ahora debes cumplirlo, de lo contrario la Biblia advierte que el que se separa solo así por así, y se une a otra persona, comete adulterio. 


¿Que debemos hacer entonces?


Volviendo al pasaje del odio que provoca peleas, vemos que seguidamente dice, pero el amor cubre multitud de faltas.  Cuando vemos en el nuevo testamente, el resumen del cumpliendo de la ley mosaica, vemos que todo se puede resumir en amar a Dios con todo nuestro corazón y a nuestro prójimo, como a nosotros mismos, y añade seguidamente, que el Amor no hace mal al prójimo (Romanos 13:9-10). 


Vemos pues, otra raíz de las malas relaciones, y es que muchas veces las personas no se aman a ellas mismas, ni siquiera ellas mismas se soportan en sus ratos malos, como para que otras lo hagan.  Muchas personas no se quieren, se menosprecian, se sienten menos que el otro por lo mismo de la incompatibilidad, y si no pueden amarse a ellas mismas, como podrán amar a los otros o a su cónyuge.


Cuando nosotros vemos el origen de la palabra compatible, vemos que proviene de una palabra en latín que es “Compati”, que significa compadecerse.  El amor pues implica un sentimiento como el que Dios tuvo con nosotros, que aun siendo pecadores, y no teniendo nada en común con El, El se compadeció de nosotros, y se hizo compatible para acercarnos a El y luego de habernos salvado y perdonado, nos dijo: Sed Santos, porque yo soy santo.


Debemos pues estar dispuestos como lo hizo el apóstol pablo cuando dijo que a los Judíos se Hizo judío, a los gentiles se hizo como ellos, a fin de ganar a mayo numero para Cristo. (1 Corintios 9:19).


Esto no quiere decir que nos volvamos como los que no conocen a Dios para ganarlos, lo que nos dice, es lo que dice el proverbio, que el que quiere tener amigos, ha de mostrarse amigo. 


Volviendo a la parte en que dice que el Amor no hace mal al prójimo, vemos por ejemplo, que en servicio al cliente se decía antes: trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti, pero ahora la norma ha cambiado y se dice: trata a los demás, como ellos quieren ser tratados.  Un trato amable es diferente para un japonés, por ejemplo que requiere de mucha solemnidad y respeto, que para un latino, que aprecia que le digan por ejemplo pásale, bienvenido.


Pero ¿Que hacer si tu eres la agredida o el agredido?, dice la Biblia en Romanos 12:17: No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.


No nos toca pues a nosotros, hacernos justicia por nosotros mismos, sino dejar las cosas en las manos de Dios, que es el mejor y más capacitado para resolverlas.  Lo malo es que muchas veces los años pasan y las cosas no cambian, en Eclesiastés 8:11 al 13 nosotros leemos: Por cuanto no se ejecuta luego sentencia sobre la mala obra, el corazón de los hijos de los hombres está en ellos dispuesto para hacer el mal. Aunque el pecador haga mal cien veces, y prolongue sus días, con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia; y que no le irá bien al impío, ni le serán prolongados los días, que son como sombra; por cuanto no teme delante de la presencia de Dios.


Recuerda lo que dice en Habacuc 2:3: Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará. 


Y por ultimo te dejo este pasaje del Salmo 37 que dice:


Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en él; y él hará.
Exhibirá tu justicia como la luz,
Y tu derecho como el mediodía.
Guarda silencio ante Jehová, y espera en él.
No te alteres con motivo del que prospera en su camino,
Por el hombre que hace maldades.
Deja la ira, y desecha el enojo;
No te excites en manera alguna a hacer lo malo.
Porque los malignos serán destruidos,
Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.
Pues de aquí a poco no existirá el malo;
Observarás su lugar, y no estará allí.
Pero los mansos heredarán la tierra,
Y se recrearán con abundancia de paz.
Maquina el impío contra el justo,
Y cruje contra él sus dientes;
El Señor se reirá de él;
Porque ve que viene su día.
 
Que Dios te bendiga.

Lic. Luis Armando Bravo Santisteban

www.LuisBravo.org

Vistas: 335

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos

Comentario de ruth espinoza el mayo 24, 2011 a las 2:15am
PAZ DE CRISTO K HERMOSO EN VERDAD ,HERMOSO K NUESTRO PODEROSO DIOS LO SIGA USANDO PORK USTED ES UN CANAL DE BENDICION !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1




Cumpleaños

Cumpleaños hoy

© 2019   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio