! SER Y RECONOCER DE QUE SOY UN SIERVO INUTIL.¡

Todos los siervos de Jesucristo debemos reconocer su ejemplo, que vino a servir, y esto debe de impulsarnos también a servir de una manera natural y constante. Como una forma de vida del siervo.

El deber de los siervos de Dios, ya sean pastores, misioneros, etc., etc., no radica en el sueldo que se va a ganar; ni para alcanzar la fama y el reconocimiento; no es para envanecer nuestro ego; porque esto nos hace inútiles.
Aunque seamos dignos de un salario.

El deber de los siervos de Dios, tampoco radica en hacer lo que es nuestra voluntad, buscando la notariedad, porque también ésto nos hace inútiles. Servid a Jehová con temor, Y Alegraos con temblor.¨ Salmo 2:11.
¨ sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no ha los hombres.¨ Efesios 6:7.
¨ Oh hombre, él te ha decharado lo que es bueno, y que pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.¨ Miqueas 6:8. Mateo: 21: 25-28: Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.

Más entre vosotros no será así, sino el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,
Y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro servidor;
Y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo;
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos

Lucas: 17: 7- 10.: ¿Quien de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: pasa siéntate a la mesa?
¿No le dice más bien: prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú?
¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no.

Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos

¨ Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.¨
La vida de Cristo es una prueba de su carácter y nos dá un gran ejemplo de servicio desinteresado y de mucho amor.
¨ como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.¨ Mateo 20:28.

Nuestra obligación para con Dios es servirle en lo que él nos manda, decir desde un principio como Pablo cuando aún se llamaba Saulo: ¨El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿que quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.¨ Hechos 9:6. Colosenses: 1: 18: y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;
Lucas 17:7-10: ¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa? ¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú? ¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no. Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos. Hay servidores que se autonombran apóstoles o líderes, exigiendo que se les sirva y de ser posible, le pongan su nombre a los salones de la iglesia. El hombre siempre ha querido hacerse un hueco en la existencia, o sobresalir en alguna forma; solo que tendremos un día que darnos cuenta que somos polvo y al polvo volveremos todos (Gn 3:19c). No somos más que un punto minúsculo en el universo, somos semejantes a la vanidad, a una sombra que pasa, pero Dios piensa en nosotros y nos ama. A pesar de que el hombre es polvo, vanidad, arena, soplo, sombra, Dios vacía su amor infinito en esto insignificante, que somos usted y yo. Por eso, el ser humano, como usted y como yo, tenemos que tener presente en la iglesia nuestra condición de siervos y desechar toda pretensión de orgullo o vanidad, porque no podemos ir más allá de un epitafio elegante. "Un día leí uno en una tumba olvidada del panteón municipal que decía con esa filosofía popular nuestra: "Como te veo, me vi, como me ves, te verás..." Y eso me llevó a reflexionar profundamente sobre nuestra posición; servimos al Señor, si, pero necesitamos una condición determinada, mientras vivimos. Por algo El dijo: Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga (Mt 11:29-30).
Ante esta bendita palabra me pregunto lo siguiente:

¿Por qué algunos se auto-denominan ser la autoridad, otros ser la cabeza?

ORACION: Señor, yo quiero ser siempre un siervo útil. En Cristo, amén.

Vistas: 976

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos

Comentario de gloria stella ruiz el noviembre 23, 2011 a las 10:54pm

gracias  por el estudio muy edificante bendiciones

Comentario de Eygler Khim el noviembre 23, 2011 a las 7:31pm
buena reflexion, todo esto es muy interesante y de bendicion!!
Comentario de Arturo Abapinta Chavez el noviembre 23, 2011 a las 12:48am
Una vez mas Hno. Galo agradecido por esta reflexion que es refrigerio para mi persona, cada mañana leo sus publicaciones que para mi es un inicio para empezar una nueva jornada de trabajo. Dios lo bendiga y le de mas sabiduria.
Comentario de fernando lopez el noviembre 22, 2011 a las 9:35pm

DIOS te bendiga tenes toda  razon,debemos ser ejemplo como lo fue Jesus ¿que tan dificil es? mira hay tantas cosas por hacer y que no estan hechas, hay tantas cosas por decir que no estan dichas.lastima que muchas iglesias se han apartado del proposito de DIOS por culpa de lideres inutiles. 





Cumpleaños

© 2020   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio