APRENDIENDO A PERDODNAR

El perdon no es un sentimiento que nace en la tierra. Cuando Dios creo al ser humano, el hombre no tenia necesidad de perdonar. El perdon es un sentimiento que nace del amor de Dios. El hombre en si no tiene esa capacidad. Lo disfraza, lo habla, lo aparenta, pero para sentirlo, hay que sentirlo con el corazon de Dios.

La razon que muchas personas no pueden perdonar, es que el perdon no es un negocio o un arreglo de conveniencia. Al perdonar no se esta ganando, se esta dando. El verdadero perdon es un regalo donde el que lo da se esta dando a si mismo. Es una forma de decirle al que te lastimo, no temas, porque aunque tu me has golpeado, yo no te golpeare, yo te besare. Y este concepto no tiene logica. Es algo insolito.

El que dice, yo perdono pero no olvido, esta diciendo, yo no se perdonar.

Pero habemos algunos que aprendemos a perdonar aun antes de ser golpeados. Habemos algunos que nos atrevemos a aprender a perdonar. A decirle a la vida, no temas, no te preocupes de tu pasado, no temas de aquel dia o de aquel momento. De lo que sucedio, ya no tienes que pedirme perdon, porque ya yo te he perdonado. Ni siquiera tenemos que volver a hablar de ello. Pero esto no lo hacemos en nuestras fuerzas, pero tampoco lo hacemos por teatro o por las apariencias, o por un deseo de conseguir algo. Lo hacemos porque hay un sentimiento que viene de arriba, un sentimiento sembrado en nuestros corazones que da fruto, y lo da, no lo inventa. Lo hacemos por amor de quien perdonamos, no lo hacemos por nosotros.

Y en el caminar de nuestros dias, unos se burlan, dicen, ganamos, mira a ese perdedor. Y al oir esas palabras, al ver esas acciones, deseamos cambiar, deseamos no perdonar, pero hay algo mayor, algo que no se explica con palabras de hombre, porque no nace de palabras, nace de sentimientos, que solo el alma sabe entender y explicar.

Y es una fuerza mayor, una fuerza que va mas alla de nuestros pensamientos, porque al mirar al culpable, no sabemos odiar, mas deseamos perdonar. Buscamos una excusa para poder amarle.

AMANDO

Amar al que te ama, todo el mundo lo puede hacer, aun los que no conocen a Dios.

Jesus dijo que no habia mayor amor que este, que el dar tu vida por la de tu amigo. Y yo me he preguntado, Jesus quienes de los que estaban contigo eran tus amigos. Todos te abandonaron. Huyeron como cobardes. Mas tu diste tu vida por ellos.

Amigo no es el que te escoge a ti, mas es a quien tu escoges con el proposito de entregarte para su bien. De gastarte para su bien. Es aquella vida que tu decides bendecir, no por lo que te vaya a dar, sino por lo que tu le quieres dar.

Sabes, muchas, pero muchas veces, he tratado de entender el por que de este amor. He tratado de ponerlo en algun orden. Pero no he encontrado respuesta. Solo he podido llegar a la conclusion que hay sentimientos que no caben en un corazon. El sentimiento de Dios se tiene que desbordar, y para desbordarse tiene que ser mas grande que uno mismo. Estoy seguro que ni el mundo ni el universo completo pudo contener el amor de Dios cuando llevo a su Hijo unigenito a la cruz del calvario. Tuvo que ser un amor tan grande, tan poderoso, con tanta intensidad, que ni toda la maldad, ni todo el odio del mundo lo pudo detener.

Ese es un amor que no viene de esta tierra.

Ese es un amor tan intenso que el que lo siente esta dispuesto a literalmente dar su vida hasta por un desconocido.

Mi mente se confunde cuando veo a las personas pensando en si. Cuando las iglesias se vuelven campos de batalla, cuando ministros se gozan del mal de otros ministros, cuando hay vidas que solo critican al que busca de Dios, al que sacrifica tiempo para Dios, realmente me confundo. No lo entiendo. Mi capacidad de ver se nubla. Porque ese amor nunca hubiera llegado a la cruz.

Como se puede vivir sin sacrificar, como se puede vivir sin poner al de necesidad primero, como, quisiera entenderlo, mi corazon se da vueltas, busco toda explicacion, pero no entiendo. Miro la cruz, miro la via dolorosa, y no entiendo.

SU SANTA PRESENCIA

Hay un lugar, donde lo importante no es el yo. Hay un lugar donde su Presencia lo llena todo.

Hay momentos en esta tierra donde hemos podido acariciar ese lugar por solo un ratito, y quisieramos nunca salir de ahí. Es un lugar donde las lagrimas fluyen, donde se siente su Presencia de tal manera que quisieramos abrazarlo y no dejarlo ir. En esos momentos el yo no importa, ni siquiera queremos gastar tiempo pensando, es un momento demasiado hermoso, pero con una hermosura que no se encuentra en esta tierra. En esos momentos lo dariamos todo. Porque en esos momentos nos parecemos tanto a EL.

Vistas: 80

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos

Comentario de stiven el marzo 9, 2009 a las 4:12am
hola hermano estas palabras salieron del corazon esta reflexion es la realidad de cada dia si q tenemos q perdonar para ser perdonado por Dios y el amor de Dios llena nuestras vidas Dios bendiga su vida y cumpla su llamado en ti bendicion
Comentario de argelia el marzo 5, 2009 a las 9:15pm
Para perdonar solo tenemos que tener "AMOR" PORQUE EL AMOR TODO LO PUEDE,TODO SE LOGRA A TRAVES DEL AMOR.........
Comentario de Lucy el marzo 3, 2009 a las 11:04am
Dios te bendiga, gracias esta muy lindo tu comentario, se que es de mucha bendicio para muchas personas, sige adelante y confia siempre en Dios.




Cumpleaños

© 2020   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio