En Gálatas 1:6, Pablo dice lo siguiente: "Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente"
Hace algunas semanas, después de haber escrito un post y publicarlo en facebook, tratando de advertir a los hermanos sobre el error que es seguir a quienes van por las iglesias predicando de prosperidad y vendiendo sus coberturas, un hermano comento lo siguiente: "para que los ministros "abusivos" sigan viviendo; es necesario que las "victimas avariciosas" sigan existiendo...". Estas palabras aunque suenen un tanto duras, son una verdad innegable que atraviesa la iglesia de estos tiempos.
Si estos falsos maestros existen y perduran, es solo porque este pueblo que dice ser santo, cree en sus palabras, va en busca de bienes materiales, y a dejado de lado la lectura y estudio de la palabra de Dios, ya que de hacerlo, podrían notar inmediatamente que todo lo que estos hombres enseñan, se contrapone con lo escrito en la Biblia, aunque traten de negarlo sacando fuera de contexto todos los versículos.
Desgraciadamente, muchos que dicen ser hijos de Dios, van detrás de los panes y los peces en lugar de buscar hacer la voluntad del Padre en sus vidas (aunque estos panes y peces en ocasiones no sea dinero, sino puestos, nombramientos, o ministerios) Pero mas lamentable aun, es el hecho de que hoy se predique sobre los panes y los peces...
En la Biblia podemos ver como constantemente el pueblo de Israel se prostituía detrás de los baales y de los falsos ídolos que ellos mismos creaban. Estas costumbres, aun hoy siguen vigente, aunque hoy en día los becerros de oro sean otros, como por ejemplo lo son los artistas "cristianos", los liderazgos, los falsos apóstoles, la prosperidad, las falsas doctrinas, etc. Gran parte del cristianismo le ha dado la espalda a la palabra de Dios, y se ha ido tras los Balaanes que por un poco de dinero, son capaces de maldecir al mismísimo pueblo de Dios.
Quiero dejar bien en claro que ninguna de estas palabras son escritas con algún tipo de animosidad, o tratando de ofender o agredir a alguien, sino que muy por el contrario, son escritas con el único fin de alertar y exhortar a volverse con todo el corazón a Dios, ya que El es el único capaz de darnos salvación y vida eterna.
La gran comisión que Jesús nos dejo es la de ir por el mundo y predicar las buenas nuevas de salvación y vida eterna, y no la de andar predicando de prosperidad o declaraciones positivas. Dios nos dará todo aquello que este en su soberana voluntad darnos, pero jamás podremos comprar sus bendiciones con pactos de dinero, o doblarle el brazo, exigiendo que nos bendiga porque "El lo prometió", por malinterpretar su palabra.
Ya para terminar me hago eco de las palabras finales del pasaje que comencé citando: "Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. (Gálatas 1:10)
Es necesario que el Pueblo de Dios retome la senda antigua, se arrepienta de sus pecados, y se vuelva con todo su corazón, con toda su alma y con toda su mente al único que es el camino, la verdad, y la vida. Jesucristo.

Vistas: 47

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos





Cumpleaños

© 2020   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio