Sobre el león y el áspid pisaras, hollaras al cachorro del león y al dragón” Salmo 91:13 Lo primero que tengo que decirte es que el maligno no tiene autoridad sobre nosotros. Pero, te diré algo, está muy importante, esta autoridad sobre el enemigo no es automática. No ores cuando te encuentres de frente con el enemigo, se necesita haber orado ya para entonces. Te explico, cuando llega ese momento de encuentro es que necesitas pronunciar la autoridad que tenemos en el nombre de Jesús. Debemos ser valiente, tener confianza y saber quiénes somos en Cristo, Jesús. Cuando nacimos de nuevo inmediatamente tenemos suficiente poder para pisotear al enemigo sin sufrir daños. Muchos cristianos, o bien no lo saben, o no lo utilizan, recuerda el enemigo está bajo tus pies.

ED VAZZ

Vistas: 25

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos Cristianos para agregar comentarios!

Únete a Amigos Cristianos





Cumpleaños

© 2020   Creada por Luis Bravo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio